H. Ayuntamiento del Fuerte
Miércoles 22 de Marzo de 2017
MUSEO MIRADOR DE EL FUERTE



















LA RECONSTRUCCION DE LA FORTALEZA MILITAR DE EL FUERTE

Francisco Higuera López


El Fuerte comenzó a construirse en 1610, y fue una fortaleza de piedra de forma cuadrada orientada hacia el rio Zuaque. Su construcción maciza ocupa una superficie de 40 metros por lado y se erige sobre un promontorio, desde donde se observa con asombro la marcha apacible del rio Zuaque y la traza urbana de la antigua ciudad colonial.

La fortaleza militar fue construida por el soldado conquistador Diego Martínez de Hurdaide, para que funcionara como cuartel de una partida del ejército virreinal, y en prevención de probables ataques de los ariscos indígenas que Vivian en las montañas antiguas.

Los aborígenes mayos, yaquis, tarahumaras y apaches nunca fueron totalmente dominados por los guerreros conquistadores y los frailes evangelizadores. No aceptaban el yugo del trabajo explotador, la esclavitud o la imposición de costumbres, lengua y religión diferentes o sus milenarias tradicionales.

La pacificación de la región vino con el mestizaje, la educación y la lenta asimilación del lenguaje, la diversificación del trabajo y las costumbres urbanas.

Inicialmente El Fuerte fue ocupado por 12 soldados Españoles, que fueron aumentando a medida que creció la ciudad y la importancia de las actividades económicas, como la minería, el comercio y las estancias ganaderas.

La fortaleza militar impuso respeto y temor a los naturales porque la villa del Fuerte ya no volvió a ser amenazada por las tribus guerreras. Partir de su inauguración hecho que probablemente ocurrió a principios de 1616, El Fuerte permaneció firme con su sólida estructura de roca y su gigantesco portón hasta la consumación de la Independencia Nacional el 27 de septiembre de 1821.

La fortaleza fue ocupada a partir de ese entonces por distintos destacamentos del ejército nacional o los cuerpos militares estatales, con cambios bruscos en sus mandos y composición de tropa.

Poco a poco El Fuerte se fue deteriorando por falta de mantenimiento y el saqueo de sus instalaciones. Grandes tramos de sus paredes y bardas fueron derribadas para utilizar sus rocas esculpidas en construcciones privadas.

Así transcurrió parte del siglo XIX y todo el XX, sin que autoridad alguna interviniera para preservar las ruinas y mucho menos iniciar su reconstrucción.

El RESCATE

La restauración del fuerte histórico fue una decisión del alcalde de El Fuerte, Humberto Galaviz.

Galaviz expreso entonces: “se realiza la reconstrucción del fuerte histórico para albergar un museo y sea atractivo turístico, con $2 342,194.00.

La obra se inició con buen ritmo bajo la celosa supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia, con apoyos de relatos históricos de la época en que se construyó, allá por 1616, y en una antigua pintura anónima que se conserva en los archivos del Ayuntamiento.

La renovada fortaleza militar fue inaugurada el día 09 de diciembre del 2001, y de inmediato comenzó a funcionar como museo de artesanías, sala de exposiciones, biblioteca, archivo, cafetería y salón de conferencias.

El inmueble consta de una planta, solo tiene una entrada monumental y dos grandes escalinatas para subir al techo, donde funciona como mirador. Se construyó un invernadero en sus pasillos interiores, y en su exterior sembraron, jardines con flores multicolores, importadas y de la región, así como arboles de gran colorido, representativos de la flora regional.